¿Qué hace una marca? 3 cosas que es una marca (y 3 cosas que no es)

La marca toca cada faceta de la experiencia. Es diseño, copia del tono de voz, servicio al cliente, cultura de la empresa, propósito, valores, misión y enfoque de marketing, todo en uno. 


Esto hace que definir exactamente qué marca sea un poco complicado. Pero, entre las áreas grises, hay algunos blancos y negros claros.

 

 

1. Una marca es una percepción

 

   Una marca es la percepción que tiene un consumidor sobre una empresa. Esa percepción puede moldearse e influenciarse (a través de la narración de historias y el marketing de la marca ) e infundirse en objetos tangibles como mercancías. Pero es la percepción lo que más importa.

 

Es la percepción que se traduce en si un consumidor se siente bien con su marca o ambivalente (o peor). Obviamente, crear una conexión positiva se traducirá en ventas. Por lo tanto, su tarea más importante es asegurarse de que su audiencia perciba su marca como confiable y capaz de ayudarlos a resolver cualquier desafío que estén tratando de abordar.

 

2. Una marca es un extraño

 

En un pasado no muy lejano, los vendedores caminaban por el vecindario y tocaban puertas para vender sus productos. Este verdadero extraño tenía la tarea de convencer a la persona que tenía enfrente de que lo que estaban vendiendo, valía la pena comprarlo. 

 

Puede ayudar, imaginar su marca como un extraño. ¿Qué cualidades necesita su marca para conseguir nuevos clientes, que pueden ser escépticos acerca de confiar en usted, al otro lado de la línea? ¿Qué los hará saltar el precipicio y convertirse de un extraño a un conocido, a un amigo?

 

3. Una marca es una relación

 

Una marca también es una relación, en marcado contraste con ser un extraño. Es lo que ocurre entre su negocio y su audiencia, una vez que se convierten de extraños en clientes o seguidores. 

 

Hay dos cosas importantes a considerar aquí:

Todo lo que haces alimenta esa relación. Es por eso que cada punto de contacto entre su empresa y sus clientes es parte de su marca. Y al igual que entre dos personas, las cosas pueden salir mal si no se nutre la relación.


No es suficiente hacer una conexión inicial, tiene que trabajar para mantener esa relación. Una excelente manera de hacer esto es segmentar su audiencia para un enfoque de marketing más personalizado.

 

4. Una marca no es solo un logotipo

 

O un sitio web o una tarjeta de presentación o su estrategia de marketing. Como ya hemos comentado, una marca es la suma de todas estas cosas y mucho más. 


La marca que se detiene en el diseño del logotipo es tan efectiva como ir a pescar sumergiendo las manos en el agua y tratando de agarrar un pez mientras nada. 


Potencialmente posible (con mucha paciencia y mucha determinación) pero mucho más difícil de lo es necesario.

 

5. Una marca no es lo que Ud diga que es

 

Puede decirle a la gente lo que crees que es tu marca, claro, pero ellos siempre decidirán por sí mismos lo que piensan de ella. Es por eso que siempre es más efectivo concentrarse en moldear su percepción que tratar de obligarlos a adoptar su percepción. 

 

¿Cómo da forma a su percepción? Demuestre que es, lo que dice ser. 

Si usted dice que se preocupa por los problemas de justicia social, pero utiliza talleres de explotación para fabricar sus productos, está siendo incongruente con sus propios valores. 


Las inconsistencias apestan a falta de autenticidad y esto genera desconfianza. 

Sea siempre abierto, honesto y no intente ser algo que no es.

 

6. Una marca no es lo que vendes

 

Su marca es el vehículo a través del cual vende su producto o servicio, no esas cosas en sí mismas. Es cómo se comunica con su audiencia sobre esas cosas. 


Cambia, crece y cambia en respuesta a su audiencia y su percepción de ella. Es, metafóricamente hablando, un organismo vivo que respira y requiere cuidados y atención regulares para mantenerlo vivo.

 

Libere su verdadero potencial. Póngase en contacto con nosotros

contacto